Plaza Independencia

Plaza Independencia La Plaza Independencia es un espacio urbano, ubicada en la Ciudad de Mendoza, Argentina. Está ubicada en el centro de la ciudad entre las calles Patricias Mendocinas, Chile, General Espejo y Rivadavia.

 
Escudo de Mendoza en la Plaza Independencia de noche.

La Plaza Independencia es un espacio urbano, ubicada en la Ciudad de MendozaArgentina. Está ubicada en el centro de la ciudad entre las calles Patricias Mendocinas, Chile, General Espejo y Rivadavia.

 

Primeros años

Luego del terremoto que devastó la antigua ciudad de Mendoza en 1861, la subsiguiente reconstrucción de la misma a cargo del Ingeniero Julio Balloffet, tomó como prioridad crear espacios que sirvieran de resguardo ante nuevos sismos. Así con la nueva traza en damero incluyó la creación de cinco nuevas plazas (una central y las otras equidistantes). De esta forma surgió la actual Plaza Independencia. En sus primeros años la plaza se la conocía con el nombre de Parque, y su diseño presentaba una balaustrada y un lago artificial que era la mayor atracción del lugar, contaba con una calesita tirada a caballos para los chicos.1

En 1911 se construyó sobre la calle Chile el edificio del Colegio Nacional Agustin Álvarez,2​ luego en 1922 se inauguró el Plaza Hotel y en 1925 el Teatro Independencia, ambos sobre esta misma arteria. Sobre la esquina de Patricias Mendocinas y Sarmiento se encuentra el edificio de la Legislatura Provincial de Mendoza, que data de 1889.

A comienzo de la década de 1940, se comienzan trabajos de remodelación. En el año 1968, es inaugurado en el subsuelo de la plaza el miniteatro municipal, durante la primera gestión del intendente Víctor Fayad; se comunicó la plaza con el Paseo Peatonal Sarmiento y es inaugurado el Museo Municipal de Arte Moderno y es remodelado el Teatro Julio Quintanilla.3​ Luego durante la intendencia de Roberto Iglesias, fue remodelada integramente adquiriendo su actual fisonomia.

Descripciones del lugar

La plaza cuenta con una extensión de 1600 metros cuadrados y una fuente de aguas danzantes, es muy habitada por artesanos que en fines de semanas venden sus productos, con puestos que la misma municipalidad les cede. Además son comunes los espectáculos callejeros, por lo que la plaza es muy visitada.

Notas relacionadas