Cerro de los siete colores

No deje pasar la oportunidad de conocer el Cerro Siete Colores en Uspallata, una verdadera postal de la belleza que regala esta región de la provincia cuyana.

Hacia el sureste de Uspallata, a escasa distancia del centro, brota una montaña deslumbrante por sus múltiples y diferenciadas tonalidades. Atravesada por franjas cuyos colores compiten por resaltar unos más que otros bajo el cálido sol de Mendoza, e indescriptiblemente semejante al famoso cerro reinante en la Quebrada de Humahuaca, provincia de Jujuy, esta formación mendocina, ha merecido el nombre de Cerro 7 Colores.

En el Cerro de los Siete colores,  los minerales se alinean en franjas rojizas, púrpuras, amarillentas, verdes, que cambian según la luz del día. Algunos guanacos, cóndores y zorros pueden ser vistos.

Circulando despacio y parando para disfrutar el paisaje, se puede recorrer en menos de 2 horas. Hay que tener mucho cuidado porque el camino comienza lentamente a transformarse en huella. Algunos turistas paran sus vehículos sobre la misma, y si esto ocurre tras una curva cerrada, puede sorprendernos y provocar un accidente.

No deje pasar la oportunidad de conocer el Cerro Siete Colores en Uspallata, una verdadera postal de la belleza que regala esta región de la provincia cuyana.

Puedes llegar aquí en tu propio vehiculo, caminando o rentando una bicicleta en la ciudad de Uspallata.

Notas relacionadas