El General San Martín y su esposa doña Remedios de Escalada, habitaron una residencia ubicada en la actual calle Corrientes 343 donde nació su única hija, Mercedes Tomasa, el 24 de agosto de 1816.

En 1817 la familia dejó su residencia mendocina. El Libertador emprendió la campaña emancipadora y su esposa e hija se trasladaron a Buenos Aires.

Debemos señalar, que en principio, el General San Martín había renunciado a ocupar la casa que le tenía preparada el Cabildo mendocino a su arribo a esta ciudad, para desempeñar el cargo de Gobernador Intendente de Cuyo. El motivo de esta determinación fue que por intermedio del Gobernador Intendente de Córdoba se había comisionado a Domingo Corvalán para que procurara una casa para San Martín y su familia. Ante esta circunstancia el Cabildo manifestó su descontento y por ello San Martín decidió aceptar la casa que le habían conseguido.

El Museo de Sitio y Centro de Interpretación Casa de San Martín constituye un lugar histórico puesto en valor que se integra al circuito Sanmartiniano de la Ciudad de Mendoza.

 

Se trata de un espacio que la memoria histórica y la historiografía atribuyeron a la localización de la casa donde residió el general José de San Martín entre 1814 y 1817.

En este sentido, hacia 1975 el lugar fue declarado Sitio Histórico Nacional y se colocaron placas conmemorativas. Las mismas constituyeron la única evidencia que condujo a la peregrinación de escuelas y visitantes que buscaban conocer los pasos del general en Mendoza.

En 2014, una comisión convocada por la intendencia de la Ciudad de Mendoza comenzó un proceso de investigación que permitió certificar la existencia de la casa en la vereda sur de la calle Corrientes. Allí se analizaron documentos de transferencias inmobiliarias, planos y censos que permitieron conocer el proceso que nos lleva hasta el momento en que la casa pertenecía a la familia que originalmente la alquiló al cabildo para residencia familiar de San Martín.

En la morada residió José de San Martín con su esposa Remedios de Escalada, la que dio a luz a su hija Mercedes en este mismo lugar el 24 de agosto de 1816.

Actualmente, un complejo edilicio de dos plantas permite visitar los trabajos arqueológicos que dejaron al descubierto y expuesta la sucesión de pisos de ocupación del lugar. Las visitas a estas excavaciones son acompañadas por un relato interpretativo del proceso histórico. En la segunda planta del edificio, un espacio acondicionado para tal fin, permite conocer algunos aspectos de la vida del General en Mendoza por medio de un recorrido audiovisual.

Notas relacionadas